Crema Solar Niños

¿Buscas COMPRAR CREMA SOLAR NIÑOS isdin, ocu, piel atopica, sin parabenos, protección frente a los rayos ultravioleta al mejor precio? Tienda online.

Los protectores solares para niños suelen ser un producto difícil de acertar. Puede ser difícil juzgar el grosor del protector solar, y puede ser difícil saber qué productos con FPS son los mejores para ser utilizados por los niños.

Existen tres categorías principales en la aplicación de protectores solares: los de base oleosa, los de base oleosa y los de crema solar.

Cada una de estas categorías tiene sus propios puntos fuertes y débiles. Echemos un vistazo a ellas y veamos cómo puedes conseguir la mayor protección para tus hijos.

Base de aceite: es el estándar por el que se miden todos los demás productos de protección solar.

Proporciona una cobertura adecuada pero no es muy absorbente. Al aplicar el protector solar a un niño pequeño, es mejor hacerlo con las yemas de los dedos, en lugar de con la mano.

De este modo, es más fácil juzgar el grosor del producto. La principal preocupación de los protectores solares de base oleosa es que no protegen muy bien contra los rayos UVA o UVB del sol, y los niños de primaria se aplican el protector solar teniendo esto en cuenta.

Productos de base oleosa – Estos productos ofrecen un alto nivel de absorción. Ofrecen un alto nivel de protección, aunque suele ser muy fina.

Al ser tan espeso, es susceptible de obstruirse y no se recomienda su uso a niños muy pequeños.

Aunque este tipo de productos conlleva un riesgo, son muy utilizados por su alta capacidad de absorción.

Protectores solares de base oleosa: los beneficios de estos productos son similares a los de base oleosa, pero son un poco diferentes.

Bloquean los dañinos rayos UV, pero no ofrecen tanta cobertura como los productos a base de aceite.

A la hora de elegir los métodos de aplicación del protector solar, lo mejor es observar el color de la piel de tu hijo y determinar la cantidad de cobertura que necesita.

Si tu hijo necesita mucha protección solar, el protector solar con base de aceite es una buena opción.

Protectores solares de base acuosa: aunque bloquean los dañinos rayos UV, suelen dejar una sensación pegajosa en la piel de tu hijo.

La mayoría de los protectores solares a base de agua también provocan una película grasa en la piel de tu hijo, lo que puede no ser bueno para él.

Además, no sólo son engorrosos, sino que tienden a desprenderse en trozos grandes.

Hay algunas fórmulas que funcionan bien alrededor de la cara y el cuello, y no dejan un residuo graso.

Este tipo de fórmulas son las más populares en el mercado actual y tienden a ser las más efectivas.

Fórmulas para pieles sensibles: sólo hay un puñado de protectores solares que estén realmente pensados para las personas con pieles sensibles.

Normalmente, estos productos contienen ingredientes como PABA (Para Amino Benzoico), óxido de zinc o dióxido de titanio.

Aunque estos ingredientes son muy buenos para bloquear el sol, pueden irritar la piel sensible.

Afortunadamente, hoy en día existen muchas alternativas naturales a estos protectores solares que funcionan muy bien sin irritar la piel.

El grosor de la crema es otro factor que hay que tener en cuenta. No todos los protectores solares son iguales.

Hay varios niveles de grosor, que van desde el grueso al fino. Las cremas más gruesas suelen tener un mayor nivel de protección, pero también suelen ser más caras.

Muchos expertos recomiendan comprar un protector solar de grosor medio para el uso diario, y una capa fina para aquellos niños que nadan o pasan mucho tiempo al aire libre.

Esto es lo que hay que saber sobre la aplicación del protector solar. En primer lugar, debes entender qué factores son importantes a la hora de determinar el grosor de la aplicación del protector solar.

Uno de estos factores es el FPS, o factor de protección solar. Un FPS más alto significa que la crema tiene más protección.

También hay que tener en cuenta la edad de tu hijo y su sensibilidad. Por último, también hay que tener en cuenta cualquier medicamento o condición médica que pueda afectar significativamente a la fuerza del protector solar.

Mostrando todos los resultados 147